sin cookies en publicidad y analítica

¡Hola lectores! Hoy os traemos un post sobre cómo está evolucionando el mundo de las cookies y qué podemos esperar como anunciantes y editores de los últimos cambios legislativos y de la industria. Para ello empezaremos comprendiendo qué son y cómo funcionan.

¿Qué diferencia hay entre las cookies propias y las de terceros?

Las cookies son pequeños ficheros que se envían desde un servidor web al dispositivo del usuario con el objetivo de almacenar información única de ese usuario. Según quién las envía podemos distinguir dos tipos:

  • Propias: enviadas desde un equipo o dominio gestionado por el editor que presta el servicio solicitado por el usuario. Dentro de estas estarían las cookies técnicas, como las de inicio de sesión, recordar carritos, las de preferencias, que ayudan a mejorar la experiencia del usuario recordando opciones seleccionadas por este, y las de análisis, empleadas con fines estadísticos.
  • De terceros: enviadas por otras entidades distintas al editor del site que el usuario está visitando. Normalmente, estas cookies se emplean con fines publicitarios y almacenan gran cantidad de información sobre los usuarios: datos demográficos y de comportamiento que permiten generar perfiles muy específicos que son empleados por los anunciantes para hacer campañas de retargeting.

 

¿Por qué está próximo el fin de las cookies de terceros?

Los beneficios de usar cookies de terceros para los anunciantes son bastante claros. Sin embargo, la sociedad percibe en ellas riesgos para la privacidad de los usuarios.

Por ello, la UE creó el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que entró en vigor en 2018, y que, entre otros aspectos, incluye la obligación a los editores de gestionar los consentimientos de los individuos, así como la de informar a los usuarios de la finalidad del tratamiento de sus datos.

Es por eso que cuando entramos ahora en una web nos aparece un aviso en el que podemos seleccionar qué consentimientos damos y debajo de cada formulario se nos especifica quién es el responsable de la información y para qué se van a emplear esos datos.

navegadores web

Además de este cambio legislativo, la industria ha dado también pasos en favor de proteger la privacidad de los usuarios. Los navegadores Safari y Firefox llevan desde 2013 impidiendo las cookies de terceros y Google anunció este año que haría lo mismo en Chrome en el plazo de 2 años. Al ser el navegador mayoritario, este anuncio encendió las alarmas del sector publicitario. Para entender por qué, es preciso saber cómo funcionan estas cookies.

 

¿Qué ocurre si empleo servicios de publicidad?

La información que recogen las cookies de terceros es almacenada por los servicios de publicidad programática, que conectan anunciantes con editores. Los anunciantes pueden alcanzar a una audiencia que responde al perfil buscado por su marca mientras esta visita diferentes webs o hace uso de apps.

redes de publicidad y uso de cookies

Desde un punto de vista tecnológico se están buscando soluciones para seguir contando con estos beneficios sin que supongan un grave riesgo para la privacidad. Google anunció el pasado agosto el desarrollo de un “Privacy Sandbox”, una herramienta que ofrecería mayor seguridad para los usuarios al almacenar la información únicamente en el dispositivo de cada individuo. Todo apunta a que habrá otras soluciones tecnológicas similares.

 

Un nuevo modelo de recogida de datos sin cookies

Google Analytics 4

Google ha renovado también su herramienta de analítica y la forma en la que recoge los datos. La introducción de Google Analytics 4 supone un gran paso hacia un nuevo modelo basado en eventos y no en cookies que recogen las sesiones de usuario. Aunque esto requerirá una adaptación, los beneficios que aporta esta nueva versión son importantes.

Google Analytics 4 elimina las barreras en la recolección de datos de web y app e introduce machine learning para mejorar la comprensión del comportamiento de los usuarios en distintas plataformas y realizar predicciones.

Además, proporciona una mayor integración con todos los servicios de Google y en particular con Google Ads, lo que permitirá crear audiencias y campañas más relevantes que impactarán a los usuarios en cualquier sitio que elijan para interactuar con tu negocio. Dondequiera que se produzca una conversión (Youtube, email, buscadores, redes sociales, etc), desde app o desde web, será contabilizada.

Google Analytics 4 es ya la opción por defecto para las nuevas propiedades. Para las cuentas que aún emplean la versión antigua, conviene crear una nueva propiedad e ir explorando sus cambios y los beneficios que aporta.

 

Y tú, ¿ya has probado Google Analytics 4? Mi equipo puede ayudarte con tus informes de analítica web. No dudes en escribirnos.

 

_______________________________________

Enlaces de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*