¡Hola lectores! ¿Cómo estáis llevando el verano? A mi me gusta aprovechar el tiempo y el calorcito para ponerme al día con un montón de contenido que tengo pendiente. Por cierto… ¿sabéis qué es el marketing de contenidos? ¿Lo lleváis a cabo en vuestras empresas?

Es una estrategia basada en el marketing relacional que permite atraer a clientes potenciales para convertirlos en clientes y fidelizarlos de forma no intrusiva y personalizada.

Es importante diferenciar entre crear contenido y tener una estrategia de contenido planificada. Cualquiera puede escribir o publicar, pero no todas las marcas tienen (aunque deberían) una estrategia definida.

La semana pasada hablábamos de reputación online y decíamos que absolutamente todo lo que se genere en torno a una empresa es lo que conforma la identidad de la marca y la visión que los consumidores tienen de ella.

Vivimos en una sociedad saturada de información y publicidad. Las personas ya no quieren anuncios agresivos en su buzón. Para conquistar a los consumidores, hay que crear contenido que aporte calidad y experiencias. Y de esa forma, se creará una relación permanente con los usuarios, puesto que el contenido compartido no es publicidad, sino que se trata de contenido de valor que invita a la interacción. El usuario, al recibir este contenido de calidad, se suscribirá a vuestras redes, visitará vuestro blog, compartirá vuestras publicaciones… en definitiva, elegirá pasar tiempo “digital” con vosotros. Según Forbes, el consumidor se involucra con 11.4 piezas de contenido antes de realizar una compra. Interesante, ¿no?

Las ventajas que tiene contar con una buena estrategia de marketing de contenido son muchísimas, pero yo destacaría estas:

  • Construir una comunidad: gracias a vuestros contenidos los usuarios querrán pertenecer a vuestra comunidad online para seguir conectados a vuestra marca y recibir vuestros contenidos. De esta forma, si conseguís crear una comunidad fuerte, vuestros usuarios se convertirán en los mejores embajadores, el sueño de toda marca.
  • Aparecer en los motores de búsqueda y conseguir visibilidad: el contenido textual de vuestro blog es un factor clave para conseguir aparecer entre los primeros resultados de los buscadores. Es imprescindible hacer un estudio de la palabras clave que vais a utilizar para que las que escojáis os den el resultado previo. Una forma muy eficiente de hacerlo es utilizar herramientas como Google Trends,  muestra los términos de búsqueda más populares y con cuánta frecuencia se han realizado esas búsquedas.
  • Crear una identidad de marca: la identidad de marca se crea de la combinación de los mensajes que ésta comparte, de los valores de empresa, de lo que los consumidores dicen de nosotros (comentarios en nuestras publicaciones, valoraciones en páginas externas…). Y la forma con la que como marca nos comunicamos el que hace que se cree la visión que se tienen de nosotros.
  • Crear engagement: un buen contenido genera engagement. La era digital en la que vivimos ha cambiado la forma en la que nos relacionamos las marcas con los usuarios. Ya no les hablamos a ellos, hablamos con ellos. Eso consigue que las vías de comunicación sean en doble sentido. Y no hay nada más enriquecedor para una marca que poder tener en tiempo real el feedback de su comunidad.

¿Y vosotros? ¿Qué estrategia de contenidos estáis llevando a cabo?  Podéis poneros en contacto con mi equipo para que os ayudemos si aún no habéis implementado ninguna.

¡Más y mejor en próximas entradas!

Fdo: Inbound Man. SHAM de Omega Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*