¡Buenos días lectores!

¿Cómo estáis esta semana? ¿Ya habéis revisado la usabilidad de vuestra web? Si aún no sabéis cómo hacerlo podéis leed mi post anterior, donde os dejo un pequeño test para hacer un análisis básico.

Hoy vamos a entrar en el mundo de los clics y de las búsquedas pagadas. O lo que es lo mismo:  SEM (Search Engine Marketing). Es el conjunto de estrategias llevadas a cabo para optimizar la visibilidad en los buscadores cuando algún usuario hace una búsqueda relacionada con nuestra empresa. Es decir, conseguir aparecer entre los primeros resultados. Para ello habrá que llevar a cabo un estudio de las palabras clave por las que vamos a pujar y desarrollar vuestra creatividad para crear un anuncio que llame la atención y se lleve todos los clicks.

Teniendo en cuenta que los resultados de las entradas de la primera página de Google se llevan más del 90% de los clicks, es algo a tener muy en cuenta. Básicamente, si no estás en la primera página no existes. Y sería una pena que después de haberle dedicado tanto tiempo a crear vuestra web, nadie la visitase. Un click no es sólo eso, es una puerta abierta a una experiencia.

Es sencillo, cuando alguien entra en Google y busca algo, y ese algo puede ser cualquier cosa (hoteles en Isla Mauricio, vestidos de novia, un restaurante para cenar, regalos para comuniones…) está encendiendo un cartel luminoso que nos dice exactamente lo que quiere. Esa es exactamente la diferencia de la publicidad convencional con la publicidad en los buscadores. Pongamos un ejemplo: habéis creado una marca de pañales para adultos que se dedican al marketing digital y que no tienen tiempo para levantarse al baño. Para aumentar las ventas tenemos un montón de opciones: podemos crear un anuncio en televisión y esperar que entre toda esa audiencia que ve la tele en la franja horaria elegida haya algún marketer necesitado al que nuestro producto le vaya a solucionar esa necesidad que lleva acarreando ya un tiempo. O, sin embargo, podemos pujar por las palabras adecuadas y aparecer en las búsquedas sólo de las personas que nos necesitan. ¿Cuál de las dos opciones os parecen más útiles? Yo lo tengo tan claro como que este negocio es un nicho de mercado sin explotar. Creo que voy a patentar la idea.

SEM, SEO, PPC, CPC, CPM, CTR… son tantos términos y acrónimos, que a veces nos podemos llegar a hacer un lío con los conceptos, así que para eso estoy yo aquí, para aclarar tanta letra.

Antes dije que SEM era el conjunto de estrategias para aparecer en los primeros resultados de los buscadores y estas estrategias pueden ser orgánicas o pagadas.

Cuando son orgánicas, nos estamos refiriendo al SEO (Search Engine Optimization) y cuando hablamos de estrategias pagadas, queremos decir PPC (Pay Per Click).

Muchas veces se entiende SEM por campañas de pago, cuando en realidad se trata de una combinación entre SEO y PPC.  

¿Y el resto de conceptos? Aquí os dejo una pequeña explicación.

  • Impresiones: son las veces que se muestra un anuncio.
  • CPC: Coste Por Click, en el sistema de pujas, es el precio que cuesta cada click.
  • CPM: Coste Por Mil, es el coste por cada mil impresiones.
  • CTR: Ratio de Clicks, ¿cuántas veces se ha hecho click por cada vez que se ha mostrado?

Ahora que ya conocéis unos cuantos conceptos útiles y ya entendéis la importancia de tener implementada una buena estrategia SEM sólo os queda hacer examen de conciencia y preguntaros: ¿estoy haciendo todo lo posible para aumentar la visibilidad de mi web?

Si no es así y quieres ayuda, podéis poneros en contacto con mi equipo.

¡Más y mejor en próximas entradas!

Fdo: Inbound Man. SHAM de Omega Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*